Cómo hacer espuma de leche

Compárteme

Leche espumosa para principiantes: 5 formas distintas (y fáciles) de hacer espuma de leche en casa

Taza con espuma de leche hecha en casa

¿Te has preguntado cómo se consigue esa espuma de leche que se ven en algunos cafés?

No es que sea algo imprescindible, pero a mí tener esa capa de espuma me da una impresión muy gourmet y llevaba mucho tiempo con ganas de saber cómo hacerlo.

Tras probar varias formas de hacer lo que en inglés llaman milk froth, por fin he encontrado la forma más cómoda para mi.

Sorprendentemente, hacer espuma de leche es más fácil de lo que uno se imagina.

En este artículo verás cómo hacer espuma con utensilios que tienen la mayoría de los hogares y también, cómo usar los pequeños utensilios que se venden especialmente para hacer espuma.
Aunque personalmente tengo dos maneras favoritas para conseguir leche espumosa, lo que a veces se tiene en una cocina no lo tiene otra, así que hoy te dejo 5 formas de hacer leche espumosa sin usar una máquina como la de las cafeterías.

Trucos generales para hacer espuma de leche 

  • Básicamente, todos los métodos consisten en batir leche. Al batir la leche, se mezcla con aire y eso forma la espuma. Por eso, el volumen aumenta. Hay que tenerlo en cuenta para llenar el recipiente, por mucho, solo hasta la mitad de leche.
  • Se consigue buena espuma de leche tanto con leche semidesnatada como entera. Al parecer, también se puede conseguir con leches de origen vegetal, pero personalmente aún no las he probado para hacer espuma. 
  • No sé hacer latte-art (eso de hacer dibujos bonitos con la espuma), así que (por lo menos de momento) no sé cuál es la mejor consistencia de la espuma para eso: solo puedo hablar de espuma basándome en mi gusto subjetivo y la comodidad. 
Latte art con espuma de leche
  • Quizá esto sea algo muy obvio… pero yo no me di cuenta hasta después de varios intentos: por mucho que batas la leche, no toda la leche del recipiente se vuelve espuma. La parte de abajo siempre queda líquida, y es la capa superior la que queda espumosa. 
    Esto quiere decir que a la hora de servir, hay que procurar repartir de forma homogénea, para que no le caiga toda la leche a una taza y para la siguiente solo quede espuma (que además, es difícil de servir).
    De todos modos, si al final te queda mucha espuma en el recipiente y no sabes cómo sacarla, puedes añadirle un poco más de leche para que sea más fácil verter la espuma (por lo menos es lo que hago yo).

Cómo hacer leche espumosa sin máquina de cafetería 

1- Agitando un tarro

Esta es la forma más asequible porque seguramente no necesites comprar nada: solo se necesita un frasco o recipiente con tapa que cierre bien, como por ejemplo, un tarro de cristal vacío.

Frasco de cristal para hacer espuma de leche
Cómo:

Se mete la leche, se cierra la tapa y se agita el recipiente unos 30-60 segundos.

Después, se calienta la leche en el microondas durante aproximadamente 30 segundos (no es obligatorio, sobre todo si quieres una bebida fría, pero la espuma queda más firme cuando se calienta ligeramente).

Pros:
  • No hace falta comprar nada
  • Es muy cómodo para preparar bebidas en las que se mezcla polvo con leche (como cacao o matcha latte)
Contra: 
  • Cansa físicamente
Truco:

Sirve cualquier recipiente que pueda cerrarse, como una botella o una coctelera. 
Pero es importante que la boca sea tirando a ancha, porque cuando es pequeña, es difícil sacar la espuma (lo intenté con un tetrapak de leche y me costó sacar toda la espuma).

Y por supuesto, si lo haces en un recipiente que no sea apto para microondas, debes meter la leche/espuma en un recipiente apto antes de calentarlo.

Cómo queda la espuma:

Relativamente blanda, con burbujas tirando a grandes. No es tan firme.

Espuma de leche hecha agitando un tarro
Espuma hecha agitando un tarro
Ideal para ti si:

Te apetece probar hacer espuma en casa pero no quieres comprar nada (y no tienes batidora).

2- Con una batidora de mano

En muchas casas se tiene ya una batidora con el accesorio de montar nata; del mismo modo se puede batir leche.

Batidora eléctrica
Cómo:

Mete la leche (suele quedar algo más firme si está algo caliente, pero ya,bien sale con leche fría) en un recipiente alto. Batir unos segundos, hasta que salga espuma.

Pros:
  • Muy rápido y cómodo 
  • Mucha gente tiene ya una batidora en casa
  • Es fácil lavar el accesorio de montar y el recipiente
  • Muy cómodo para bebidas en las que se mezcla polvo con la leche (como cacao, leche dorada o matcha)
Contras:
  • Solo si no se tiene batidora o accesorio de montar nata
Truco:

Lo único a tener en cuenta es no llenar demasiado el recipiente, para no salpicar.

Cómo queda la espuma:

Fina y firme

Espuma de leche hecha con una batidora
Espuma hecha con una batidora
Ideal para ti si: 

Quieres una espuma bien batida y tienes batidora eléctrica con el accesorio de montar nata.

3- Con un espumador

Cuando empecé a interesarme por cómo hacer espuma de leche, compré este utensilio porque apenas ocupa espacio y tiene un precio asequible.

Espumador de leche

Además, como en aquel momento no tenía batidora, me pareció vino muy bien para hacer batidos de cacao o de matcha. Pero personalmente aún no le he conseguido pillar el truco a cómo hacer una espuma abundante [actualización: por fin me ha quedado una espuma satisfactoria. Lo que me fallaba era la técnica].

Cómo:
  • Mete leche hasta la mitad o 3/4 de un recipiente.
  • Calienta la leche a unos 60-70 grados (caliente pero aún lejos de hervir).
  • Poner el recipiente un poco ladeado para que entre más superficie en contacto con aire.
  • Encender el interruptor. Importante: como la varilla ya gira de por sí, no hace falta moverla mucho.
    En los primeros vídeos que vi, movían la varilla de arriba a abajo o en movimientos circulares, pero a mi con eso no me funcionó tan bien. El vídeo que más me ha ayudado es este (está en japonés, pero dice lo que ya he escrito y como es corto, merece la pena porque se ve lo del ángulo y cómo no hace falta mover la varilla):
Pros:
  • Es un accesorio pequeño, barato y fácil de lavar
  • Al igual que con una batidora, es cómodo para preparar bebidas en las que se mezcla polvo con leche (como cacao o matcha latte)
Contras:
  • Necesita algo de práctica para conseguir buena espuma
Cómo queda la espuma:

Con burbujas son relativamente grandes, por lo que no tiene la consistencia que se consigue con máquina, pero aún así, bastante firme.

Espuma de leche hecha con espumador
Espuma hecha con espumador
Ideal para ti si:

No tienes batidora eléctrica.

Truco:

Poner el recipiente en diagonal para que la varilla meta aire en las superficie. No hace falta mover la varilla (mucha gente dice que le sirve, pero personalmente tengo mejor resultado sin moverla mucho).

4- Con máquina de hacer espuma

Desde que empecé a interesarme por espuma de leche, quise tener una de estas máquinas, pero mi cocina era muy pequeña y ya estaba sobrecargada. Además, me parecía un gasto superfluo comprar una máquina para hacer algo que podría hacer de otras formas.

Pero este año me permití el capricho y estoy muy contenta porque produce para mí la mejor espuma.

Pros:
  • Fácil y cómodo
  • Espuma muy firme
  • Hace espuma fría y caliente 
Contras:
  • Solo sirve para calentar leche y hacer espuma 
  • Es la opción más cara 
  • Hay partes de la máquina que no deben mojarse (no se puede meter en el lavavajillas o sumergirla bajo agua)
Truco:

Para la espuma no hace falta hacer nada especial: la máquina se encarga de todo.

Pero para lavarla sí que hay truco: solo se debe lavar el interior, y además, mejor hacerlo en cuanto se termine de usar, para que sea fácil

Eso sí, al usarla varias veces seguidas (mi máquina produce espuma para aproximadamente 2 tazas; para 4 tazas, se necesita hacer espuma 2 veces), no hace falta lavar entre usos. Monta igual de bien aunque el recipiente tenga residuos de la espuma anterior (a diferencia de cuando se monta nata).

Cómo queda la espuma:

Casi como una nube o nata montada tan firme que se puede tomar con cuchara

Espuma de leche hecha con máquina de hacer espuma
Espuma hecha con máquina de hacer espuma
Ideal para ti si:

Te apetece mucho hacer leche evaporada en casa y no te importa tener un utensilio especial para ello.

5. Con batidor de leche (French press)

Este es la única forma de hacer espuma de leche que no he probado, pero los expertos lo recomiendan bastante.

Al parecer la calidad de la espuma es muy buena, solo que requiere el esfuerzo físico de subir y bajar la manivela.

Conclusión

Una capa de espuma de leche encima de tu bebida favorita te hará sentir como en la mejor cafetería del mundo. Además, el proceso de batir la leche aumenta su volumen y le da un dulzor natural muy agradable.
Las formas para hacer leche espumosa que te presento aquí son todas útiles y cómodas, pero personalmente mis favoritas son:

  1. usando la batidora eléctrica, porque suele ser un utensilio de cocina que ya se tiene y produce una leche muy espumosa
  2. con máquina de hacer espuma, porque las hay bastante asequibles de precio (la que tengo yo es de las más baratas y va estupendamente) y ocupan bastante poco espacio. Además es silenciosa, muy cómoda y produce la espuma más firme de todas.

¿Te gusta tener espuma de leche encima de tus lattes?

También te puede interesar:

Compárteme

Publicaciones Similares

2 comentarios

  1. Increíble 👍
    Pues a mi también me encanta la espuma y compré hace unos años un espumador electrónico que llevan pilas 🔋 en IKEA
    Pero no llega a hacer tanta espuma como quisiera así que este artículo me ha parecido súper interesante.
    La leche que me encanta se convierte en un lujo así 👍

    1. Ay, sí, a mi el espumador de pilas tampoco me produce tanta espuma… Si te gusta la espuma más densa, te recomiendo probar la batidora 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *